Pajaritos en la mañana.

10Ene11

Cristofué

¿Has escuchado alguna vez el cantar de los pájaros en la mañana? Seguramente sí, sobre todo si has acampado en la montaña o en la playa, pero ¿los escuchas desde tu casa?

Hace bastante tiempo, no recuerdo exactamente cuándo, subía al Ávila con unos amigos y al llegar a cierto punto de nuestro paseo uno de ellos dijo: – Este es mi punto favorito de la subida porque a partir de aquí puedes ver Caracas sin escuchar el ruido de la ciudad. Era cierto, tenías a la vista todo el valle y lo único que se escuchaba era la brisa sobre los árboles, alguna quebrada pequeña y el cantar de los pájaros.

Desde entonces, cada vez que subo una montaña o voy a un campo abierto, estoy pendiente de encontrar ese punto del trazado en el que dejo a la ciudad a un lado y “paso de mundo”, como si de un videojuego se tratara. Cuando ocurre durante una inmersión, a los tres metros de profundidad aproximadamente, es increíble. Allí, no solo desaparece el motor de la lancha o la eterna discusión del agua con las rocas, sino que además lo único que se escucha a partir de entonces es tu burbujear mientras respiras.

En la ciudad es típico que entre tanto alboroto te pierdas en los sonidos. Siempre hay carros, cornetas, pasos de gente y conversaciones a medias. No importa si estás a ras del suelo, por encima o por debajo de él. Cuando no son los carros, es el pitido del ascensor y cuando no, el vagón del metro.

Sin embargo, a pesar de que la primera impresión siempre se la lleva el ruido, al igual que en una discoteca donde además de la música es posible escuchar a la gente con un pequeño esfuerzo, en Venezuela las mañanas también dejan entreoír el cantar de los pájaros, en especial el del galán cristofué.

Dedico todo un post sobre esto porque no fue sino hasta el diciembre pasado que me di cuenta de lo agradable que es despertar reconociendo ese cantar. Supongo que la costumbre de escucharlo a diario había hecho que lo pasara desapercibido, como quien no huele el perfume de su jardín. Aquí en Barcelona, en mi apartamento, no se escucha nada más allá del sonido de los carros en la calle. Es por ello que haberlos escuchado de nuevo en vacaciones me sacó una sonrisa.

Anuncios


One Response to “Pajaritos en la mañana.”

  1. 1 Kimi

    Es cierto, yo recuerdo cuando era pequeño que con mi papa de vez en cuando íbamos por Collserola, lo que sería el Ávila aquí en Barcelona, jejeje y descubríamos a partir de cursos que se impartían los diferentes cantos de los pájaros. Recomiendo que si lo siguen haciendo, que supongo que si, mires de realizar los bellos recorridos por el parque ya que es bonito poder descubrir sus secretos, sus lugares de cobijo y muchas más cosas. Apasionante!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: