Singapur – Día 20: Jardín Botánico y Safari Nocturno

07Nov11

Un sábado de naturaleza. Comencé yendo al Jardín Botánico. Mi tutor me lo recomendó pues adentro hay una exposición de Orquídeas (la flor nacional de Singapur, también) y la verdad es que está muy bonito. Obviamente no podía llegar directo desde el apartamento pues si no, no soy yo. Tomando la guía turística como referencia, mi ruta incluyó más de 12 estaciones de metro, una transferencia y un autobús que hizo unas 7 paradas antes de llegar al jardín. El resto de la gente simplemente se baja en la estación de metro “Botanic Gardens“, a solo 8 estaciones del apartamento.

No hay mucho que decir sobre un jardín botánico. Caminos rodeados de árboles y lagos. Me gustó pues había mucha gente en el parque, haciendo picnic, ejercicio o simplemente echados en la grama.

Desafortunadamente ni mi cámara ni mi teléfono hacen fotos macro decentes así que no puedo ofrecerles la muestra que se merece el jardín.

Caída la tarde seguí mi rumbo hasta el Safari Nocturno. Un lugar que me encantó por lo original del concepto y por la ambientación que le dan. Leones, tigres, dantas (de Malasia), rinocerontes y murciélagos, CIENTOS de murciélagos.

Por cierto, le tengo miedo a los murciélagos. Lo comprobé allí. Supongo que es culpa de Hollywood. En fin, hay esperanza. Así empezó Batman. Afortunadamente, la misma morbosidad sana que me hace asomarme a las edificios altos y montarme en cualquier montaña rusa, me permitió ir voluntariamente a la jaula de murciélagos. Un lugar en donde caminas entre ellos mientras vuelan a tu alrededor, hacen ruido y comen. Uno gigante (porque además hay grandes) me rozó la cabeza volando. Se le escuchaba el aletear. Horrible. Me encantó.

También había otra jaula de ardillas voladores. Logramos ver varias pero ninguna saltó 😦 estaban muy entretenidas comiendo. El lugar en general es oscuro (obvio, es de noche) y solo con la iluminación justa para que veas el camino y los animales.

Falta una anécdota para terminar. En Singapur el metro funciona solo hasta las 12 de la noche, así que de regreso tuve que tomar un taxi. Me preguntó la dirección, pensé un poco, le dije algo y arrancó. Llegando a la zona por donde vivo me comentó que la dirección que le había dado no era correcta, o al menos que el número del edificio no estaba en la zona donde estábamos. Resulta que le dije 483 y el edificio es 683, solo que no me acordaba. Intenté convencerlo de que era por allí pues más o menos reconocía la zona pero el decía que no (y estaba en lo cierto, todos los edificios eran quinientos y seiscientos). Afortunadamente vi el centro comercial que tiene la estación del metro y al que camino todos los días para ir a la oficina, así que le dije que me dejara allí que yo caminaba el resto. Me miro con cara de “estos turistas que no tienen ni idea de donde duermen…” y al final accedió.

Anuncios


No Responses Yet to “Singapur – Día 20: Jardín Botánico y Safari Nocturno”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: