Singapur – Días 22-26: Reunión trimestral en la compañía

11Nov11

Afortunadamente, hasta ahora, los días de semana siempre han traído algo interesante para comentar. En este caso tuvimos un almuerzo mi tutor y yo con el jefe del departamento, una reunión con el grupo de traducción automática para comentarles mi trabajo y una reunión general de todos los empleados de la compañía para mostrar los avances del último trimestre.

El almuerzo estuvo bien. Fuimos a un restaurante de carne y resulta que, a pesar de que elegí un plato con precio promedio (habían unos más caros y algunos más baratos), terminé eligiendo el más costoso entre los tres. Me dio un poco de vergüenza la cosa al ser el invitado pero ni modo, ya la orden estaba hecha.

La reunión con el grupo de traducción fue complicada. El inglés de algunas personas aquí resulta incomprensible para mi, y al parecer mi inglés tampoco es santo de su devoción así que la comunicación fue difícil. Ellos no me entendían y preguntaban, yo no entendía la pregunta y preguntaba, y en ese ping-pong estuvimos un buen trozo de la reunión.

Como comenté antes, la semana terminó con una reunión empresarial. Los 500 empleados de la compañía son invitados trimestralmente al teatro del edificio para un resumen de la actividad trimestral de la empresa. Arranca con la típica exposición de números y metas alcanzadas por parte del director ejecutivo, le siguió una presentación de los premios obtenidos por los distintos departamentos de investigación en sus áreas, una charla motivacional dada nuevamente por el jefe y dos demostraciones de productos nuevos.

En la charla motivacional recomendaron un libro que me llamó la atención. Se llama The Innovator’s DNA y es el resultado de seis años de entrevistas a jefes de grandes compañías como Amazon, Apple, Mc Donalds, etc. que presenta los elementos comunes que tienen todas esas personalidades en el ámbito de la innovación.

La sesión de preguntas fue algo que no había visto antes. Dada la timidez natural de los asiáticos (algo que es cultural y no es simplemente un estereotipo) las preguntas no se hicieron en el estilo tradicional, levantar la mano y preguntar, sino que fue a través de mensajes de texto (SMS). Luego de la presentación del jefe, se publicó un número al que las personas podían enviar sus preguntas y al final del evento, las preguntas serían recopiladas y respondidas por el micrófono. Mi tutor me explicó que esa medida era reciente pues ocurría que nadie preguntaba. La timidez de los empleados ya la había notado antes, cuando hicieron los reconocimientos por los premios. Pedían a los ganadores levantarse para que todos los vieran y apenas lo hacían. Era un medio separarse de la silla y sentarse apenas empezaban los aplausos. Sin embargo, nunca me esperé lo de los SMS para preguntar.

Eso sí, la estrategia era efectiva. A la décima pregunta “cerraron la línea” (lo que me sonó a programa de concurso y votaciones) porque si no, hubiésemos estado toda la tarde en ese plan. El “anonimato” (aunque no sé qué tan anónimo sea de cara al jefe si al enviar un SMS siempre aparece el número del remitente) animaba a preguntas en un tono muy fuerte, llegando a sonar más a quejas contra la empresa que a preguntas generales. No tengo nada en contra de las preguntas que se hicieron, todas eran bastante válidas, pero opino que pudieron escribirse de una forma más adecuada. Al menos esa fue mi percepción del asunto.

Anuncios


No Responses Yet to “Singapur – Días 22-26: Reunión trimestral en la compañía”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: